for print only

City of Perris

Síganos:      

Ciudad de Perris

Jóvenes Jardineros en el Festival de la Cosecha de la Escuela Primaria May Ranch

Estudiantes de la Escuela Primaria May Ranch Taylor Valenzuela, Armando Alfaro y Diego Ugalde inspeccionan las plantas que están a la venta en el Festival de la Cosecha de la escuela el 25 de Octubre.

Los jardineros pre adolescente en la Escuela Primaria May Ranch en Perris saben todo sobre el cultivo de frutas, verduras, especias y hierbas, desde la siembra al riego al control de plagas y el cultivo.

Recientemente aprendieron otra lección: su huerto escolar tiene valor comercial.

Varios estudiantes se convirtieron en empresarios, vendiendo los cultivos de calabaza, menta verde, tomillo, albahaca, romero y tomate del jardín del campus en el Festival de la Cosecha el 25 de Octubre en May Ranch. Una calabaza cuesta $1. Lo mismo un corte de tomates. Las hierbas y las ramitas de menta verde, 50 centavos. El objetivo era recaudar $40, fondos que se regresarían al programa de jardín del campus de May Ranch.

May Rancho se convirtió en una de las primeras escuelas de Perris en participar en un esfuerzo de la comunidad para aumentar opciones de alimentos saludables para los residentes de la Ciudad. Los funcionarios de Perris están trabajando con las escuelas, sin fines de lucro, iglesias y organizaciones comunitarias para crear 30 jardines a lo largo del próximo año.

La Profesora Kelli Hague dijo que el jardín de May Ranch, comenzado hace varios meses, ya le está enseñando a sus alumnos clases de toda la vida.

Taylor Valenzuela, de 10 años, poda las plantas para la venta en el Festival de la Cosecha del 25 de Octubre en la Escuela Primaria May Ranch.

“Quiero que nuestros estudiantes aprendan a cultivar cosas de la huerta a la mesa,” dijo ella. “Nuestro programa ha sido muy bien aceptado por toda la escuela.”

Hague dijo que recientemente 10 estudiantes de May Ranch fueron honrados por la Ciudad como “Junior Master Gardeners” por haber completado un curso que incluye los fundamentos básicos de la plantación, el riego, el cultivo y la cosecha de frutas, verduras y otras plantas. El jardín de la escuela May Ranch siguió, con un surtido de hierbas, especias y frutas y emplea lombrices para producir abono y vinagre y jabón como pesticidas en lugar de fumigaciones con productos químicos.

Hague agradeció a la Ciudad de Perris por trabajar con jóvenes con buena mano para difundir la palabra acerca de la importancia de crecer comidas saludables.

“No hubiéramos podido hacer nada sin el apoyo de la Ciudad,” dijo ella. "La Ciudad se preocupa por sus residentes tremendamente. Se han conferido en su pueblo, no sólo en palabras sino en acciones. Nunca he visto una ciudad tan invertida.”

Los estudiantes de May Ranch Diego Ugalde, Armando Alfaro y Taylor Valenzuela trabajaron el Festival de la Cosecha, vendiéndoles productos a sus compañeros, padres y visitantes que pasaron por su puesto.

El empleado de Perris Armando Panchi, parte del equipo “educación de la nutrición prevención de la obesidad” (NEOP), explica la importancia del consumo de bebidas saludables en lugar de las azucaradas durante el festival de la cosecha de la Escuela Primaria May Ranch.

Diego, de 9 años, un estudiante de cuarto grado que aspira a ser un horticultor, dijo que el ser voluntario en el jardín de la escuela le ha enseñado “cómo las plantas funcionan.” Las plantas parecen desafiar la gravedad de la manera que obtienen agua de sus raíces a sus hojas y flores. Se realiza a través de un proceso similar a aspirar líquido a través de un popote. Diego también ha aprendido que las plantas como la menta verde se puede utilizar como una fragancia natural y para realzar el sabor del agua y té.

Armando, de 9 años, un estudiante de cuarto grado con planes de convertirse en un programador de computadoras, dijo que ha visto las plantas crecer de semillas a la cosecha y aprendió a lidiar con infestaciones de hormigas que podrían matarlas. Otra visión: “cada planta es única,” dijo el.

Taylor, de 10 años, una estudiante de quinto grado, quiere convertirse en arquitecta que también diseñe jardines de alimentos. Dijo que el proyecto de jardín de las plantas “por arte de magia no crecen de la tierra” sino es resultado de mucho trabajo como el quitar maleza, de riego y la fertilización.

Dijo que aprendió mucho al trabajar en el jardín de May Ranch.

“Ha sido muy divertido,” dijo ella. “Es relajante y es educativo.”